top of page

SMART aplicada a determinar el título de un TFG o TFM


La metodología SMART se basa en la consecución de objetivos. Al definir los objetivos, la falta de concreción y la ausencia de un plazo para alcanzarlos y de una hoja de ruta a seguir pueden suponer no tener una visión global de la situación y abocar el proyecto a no conseguirlos.


Esto puede solucionarse gracias al establecimiento de objetivos por la metodología SMART, modelo creado por George T.Dorian, que ofrece unas pautas a seguir para conseguir una correcta definición de los objetivos.


Esta metodología requiere que los objetivos a alcanzar sean fáciles de comprender, posibles, concretos y medibles, facilitando conocer en qué punto se encuentra el alumno.


Las indicaciones y sugerencias de la metodología SMART, pueden parecer sencillas y muy evidentes, pero en la mayoría de las ocasiones lamentablemente no se siguen.


El acrónimo SMART hace referencia a las cinco características que deben tener esos objetivos, en este caso la ejecución de un TFG o TFM:


  • Specific – específico –.

El objetivo debe ser detallado y concreto, sin posibles interpretaciones, a fin para poder centrar los esfuerzos en su consecución. Estamos hablando del Que.


No podemos realizar un proyecto que no esté perfectamente acotado, que tenga unos límites claros. En muchas ocasiones, esta falta de concreción, culmina con proyectos mastodónticos ante los requerimientos del tutor que requiere nuevas perspectivas.

  • Measurable - medible – El objetivo debe poder ser medible con facilidad. Nos referimos al Cuánto.

Se ha llegado al objetivo perfectamente especificado, porque se ha determinado con claridad cuál era su límite, y este límite es totalmente medible. No tiene por qué ser una medición numérica, puede ser una medición conceptual, que será recogida en las conclusiones del proyecto.

  • Achievable – alcanzable –

Debemos ser honestos con nosotros mismos. Se trata de que el objetivo del trabajo debe ser ambicioso - en caso contrario, puede ser que el trabajo previsto no sea aceptado por el tutor -, que suponga un reto y nos motive, pero que no sea imposible de acuerdo a nuestras capacidades, ya que solo se conseguirá crear frustración y desorientación. Es el Cómo.


Hemos de plantear el trabajo como un proyecto no unipersonal y establecer una sinergia con el tutor. En estos casos, hay otra asignación para la letra A: “Agreed Upon”, de común acuerdo con la viabilidad del objetivo del trabajo, desde la fase inicial de definición del objetivo del trabajo.

  • Realistic - realista – Muy relacionado con el punto anterior.

El trabajo que se debe poder alcanzar con los recursos disponibles - conocimientos previos sobre la temática del trabajo, posibilidad de conseguir información sobre el objetivo, tiempo disponible, etc., Se asimila al CON QUÉ.

  • Time-related - acotado en el tiempo –

Lógico. El objetivo debe poder cumplirse en un determinado plazo - fecha de entrega del trabajo previamente validado por el tutor -. El “ya lo haré mañana”, provocará retrasos que desembocaran en urgencias que pueden significar decisiones mal tomadas. Evidente, es el CUÁNDO.


Finalmente, y como curiosidad, no hemos de olvidar que "smart" en inglés puede traducirse como inteligente y listo.


19 visualizaciones3 comentarios
bottom of page